¿Por qué estudiamos idiomas?

6 Diciembre, 2012 - 5 de cada 6 españoles consideran que aprender otras lenguas potencia su desarrollo laboral

Ampliar las oportunidades profesionales, mejorar la situación económica personal, abrir la empresa al comercio internacional, viajar o instalarse en el extranjero… Sin duda, aprender idiomas ofrece éstas y otras muchas ventajas. Y tú, ¿qué les pides?

Como cada año, el Barómetro de Idiomas 2012 nos da una idea acerca de nuestros hábitos de estudio, nuestras motivaciones y los principales obstáculos a los que nos enfrentamos a la hora de embarcarnos en el aprendizaje de una nueva lengua.

Al igual que el año pasado, los españoles gastamos a lo largo de nuestra vida casi el doble de dinero que la media mundial en estudiar idiomas: en total, alrededor de 1.330 €. Además, también estamos por encima por lo que respecta al número de parados que aprovecha los meses de desempleo para ampliar mejorar nuestra formación en este ámbito.

Como era de prever, la lengua que cuenta con más adeptos es el inglés —lo aprenden más de la mitad de los alumnos matriculados en cursos de idiomas. En segunda posición se encuentra el alemán y, a continuación, el francés.

En cuanto al método elegido, las clases presenciales convencionales pierden peso en relación con los métodos interactivos y los cursos online, que se consolidan como una de las opciones más preferidas entre los estudiantes.

Por lo que respecta a los beneficios que proporciona aprender otras lenguas, los entrevistados destacan la posibilidad de crecer profesionalmente y de mejorar su situación económica. En cuanto a sus motivaciones, destacan poder viajar al extranjero, mejorar las expectativas laborables y mantener la mente activa, por este orden.

No obstante, embarcarse en un estudio de una lengua no siempre es fácil. Para los españoles, los mayores impedimentos son la falta de tiempo y la ausencia de motivación. Además, reconocemos que nos da vergüenza lanzarnos a la piscina y empezar a hablar una lengua nueva, y nos lamentamos por no poder practicarla en el día a día.

Para evitar esta sensación, es importante elegir un método que se adapte a nuestra disponibilidad, que nos proporcione todas las competencias necesarias y que sea interactivo, de manera que podamos utilizar el idioma elegido como si estuviéramos viviendo en el extranjero.

Si aún no estudias ninguna lengua, ¡ahora es el momento! Nunca es tarde para impulsar tu perfil profesional y multiplicar tus opciones de éxito.

¿Qué haces para mejorar tu inglés?

Cursos relacionados con el artículo "¿Por qué estudiamos idiomas?" :


Noticias Quecursar