Los trucos de “Forbes” para un “curriculum” divertido

20 Noviembre, 2015 - Personalizar tu candidato y ser conciso, enigmático/a y original son algunos aspectos que te ayudarán a triunfar

Si eres usuario/a de los portales de empleo online, ya te habrás percatado del gran cantidad de aspirantes que envían su candidatura a cada una de las vacantes disponibles (alrededor de unas 60 de media en el 2014, según InfoJobs). De ahí la necesidad de llamar la atención del seleccionador y de destacar entre ellos. Y para ello, nada mejor que elaborar un curriculum realmente impactante. Te explicamos cómo lograrlo.

A nadie se le escapa que tu candidatura es  tu carta de presentación ante la empresa en la que deseas trabajar. Sólo por esta razón, merece la pena esforzarse para lograr que resulte atractiva a ojos del reclutador. De este modo, estarás mucho más cerca de conseguir que te convoquen para una entrevista.

Los trucos de “Forbes” para un “curriculum” divertido

Si quieres evitar que tu curriculum resulte aburrido, toma nota de estos consejos de la prestigiosa revista Forbes.

1) Sé conciso/a. Un curriculum debe mostrar tus cualidades, tu experiencia y tu formación pero, no tiene por qué ser una biografía. Evita que sean tus memorias: limítate a explicar cada uno de los puntos. De este modo, la hoja estará más limpia y los jefes la mirarán con más detalle.

2) Intenta condensarlo todo en un folio. ¿Sabes cuánto tiempo destinan los seleccionadores a cada curriculum la primera vez que lo ojean? Cuatro segundos: un brevísimo lapso en el que te juegas el todo por el todo. Por esta razón, es aconsejable que trates de sintetizar tus competencias y adaptarlas a una única hoja. Te resultará más fácil si personalizas el curriculum en función de la empresa en la que desees trabajar. Incluye sólo aquello que les pueda resultar útil para el puesto de trabajo ofertado.

3) Emplea la jerga de la empresa. Casi tan importante como dejar claras tus capacidades es demostrarle a la organización todo lo que puedes aportarle. Usa su jerga para que vean que dominas su sector de actividad y para que sea más dinámico para el personal de recursos humanos.

4) Cita tus logros. De este modo, la compañía podrá valorar cómo trabajas y las metas que has logrado a lo largo de tu trayectoria laboral. Elige bien los datos y evidencias que ilustren tu profesionalidad y transmitan tus logros, utilizando palabras positivas y enérgicas que reflejen tu iniciativa.  

5) Deja espacio para la duda. Decimos que un curriculum está bien redactado cuando el/la reclutador/a se queda con ganas de saber más. Para conseguirlo, oculta aquella información que creas que puede despertar el interés de la compañía. De este modo, querrá descubrir más detalles sobre un trabajo determinado o una habilidad concreta. Querrán saber de ti y, por consiguiente, te convocarán para una entrevista laboral.

6) Diferénciate. A no ser que te exijan presentar tu candidatura con un formato determinado (por ejemplo, el famoso Europass), recuerda que los currículos te permiten salirte del guion. Aprovecha esta ventaja y haz volar tu creatividad, utilizando diferentes modelos para cada empresa. También vale la pena intentar marcar la diferencia con alguna imagen, con textos a color o incorporando datos inesperados y que sean relevantes para la empresa. Incluso, ¿por qué no tratar de arrancarle una sonrisa a la persona encargada del proceso de selección?

¡Suerte!


Noticias Quecursar