Las claves para superar la crisis posvacacional

28 Agosto, 2015 - Este trastorno transitorio afecta a un 45% de los trabajadores españoles

Qué pronto se acaba lo bueno, ¿verdad? Después de haber aparcado el estrés, las prisas y los nervios durante días, con el fin del mes de agosto llega el momento de hacer la maleta y regresar a la rutina, lo que en muchos casos es sinónimo de volver a la oficina. A nadie se le escapa que a gran parte de los profesionales se les hace muy cuesta arriba. Sin embargo, existen pequeños trucos que pueden ayudarte a que la vuelta al trabajo sea más asumible. ¿Quieres conocerlos?

Como cada año, el temido síndrome posvacacional se asoma puntualmente a los medios de comunicación para recordarnos que septiembre está a la vuelta de la esquina. Ahora bien, ¿sabes exactamente en qué consiste?

Las claves para superar la crisis posvacacional

A grandes rasgos, podríamos decir que se trata de un trastorno transitorio que se produce en aquellas personas que no se adaptan correctamente a la vuelta a la vida activa, ya sea el trabajo o los estudios, y que disminuye su rendimiento en sus quehaceres diarios.

Este síndrome, que provoca malestar psíquico y físico, afecta especialmente a quienes tienen entre 30 y 44 años, si bien estos síntomas pueden aparecer en niños ocasionados por la vuelta al cole. Aproximadamente, alrededor de un 45% de los profesionales españoles padecen malestar físico y emocional en el momento de reincorporarse al trabajo tras las vacaciones, una circunstancia que repercute negativamente en  su rendimiento laboral y en la vida personal (dando pie, por ejemplo, a discusiones y problemas con la pareja o los hijos).

Otro dato interesante nos lo aporta la web de descuentos Groupon, que asegura, en función a una encuesta realizada entre sus usuarios, que sólo el 43% está preparado para volver a trabajar un día después de haber regresado de vacaciones.

Aunque su duración es limitada —suele fluctuar entre unos pocos días y dos semanas—, vale la pena  seguir estos pequeños consejos para plantar cara al síndrome pos vacacional. ¡Toma nota!

  • Concédete unos días de margen entre la vuelta de las vacaciones y el regreso al trabajo. De este modo, darás tiempo al organismo para que se amolde nuevamente a tu lugar de residencia habitual, para que el paso de las vacaciones a la rutina laboral no sea tan brusco.
  • Acomódate de nuevo a tus horarios habituales. Adelanta un poco cada día el momento de levantarte y de irte a dormir. Asimismo, también es bueno que recuperes el horario estándar de tus comidas.
  • Apuesta por la vida social después del trabajo. Una buena película, una copa, una cena… Todo vale para concederte pequeños caprichos que te hagan despertarte con ganas y energía.
  • Fíjate objetivos. Desengáñate: los seres humanos funcionamos con metas. De ahí la importancia de establecer una serie de propósitos que nos aporten motivación y optimismo. Que sean de tipo personal o profesional es lo de menos: apuntarse (¡e ir!) al gimnasio, aprender inglés, dejar de fumar, conseguir un ascenso en el trabajo, empezar a planear las próximas vacaciones… ¡Elige el tuyo! Eso sí: en la medida de lo posible, combina objetivos a largo plazo con otros que sean inmediatos.
  • Busca espacios y lugares que te gusten.Desde un parque a una plaza con encanto, pasando por una agradable callejuela peatonal o un museo. Pasear por estos enclaves es una estrategia perfecta para sentirte bien.
  • Regálate una escapada. Aprovecha los fines de semanas y los últimos días de buen tiempo para pasar el sábado y el domingo junto al mar o en la montaña. Será como unas minivacaciones que te ayudarán a sobrellevar la vuelta al trabajo.
  • Valora los días de relax de los que ha disfrutado. No todo el mundo tiene la suerte de tener vacaciones. Piensa en ello y siéntete afortunado de los días de descanso que has vivido.
  • Comparte las fotos del verano. Entre tus amigos y amigas, en las redes sociales: esto te hará revivir los buenos momentos que has pasado y te llenará de energía positiva. ¡Haz la prueba!

¡Ánimo!

¿Cómo te afecta la vuelta de las vacaciones?


Noticias Quecursar