La Inteligencia Artificial se sienta a la mesa

18 Diciembre, 2018 - Se están generando cambios en la producción de alimentos. La Inteligencia Artificial se incorpora desde el campo hasta la limpieza de la maquinaria

Cursos relacionados

De acuerdo con el Foro Económico Mundial, los desafíos mundiales alimentarios actuales pueden solventarse con esta herramienta, pues se estima que “la tecnología es una promesa extraordinaria”. El campo, la producción industrial y la maquinaria para la limpieza de los equipos que se destinan para estos usos, son parte de la intervención que está realizando la Inteligencia Artificial, también conocida por sus siglas, AI.

La Inteligencia Artificial se sienta a la mesa

En el campo

Avances tecnológicos se han implementado en la agricultura. Algunas de las técnicas que se aplican en la tierra son: modelado climático sofisticado, sensores de terreno, el cultivo genético de semillas y los drones.

Existen las computadoras de alimentos, que buscan que las plantas crezcan sin necesidad del suelo. Es gracias a tecnologías agrícolas como la hidroponía, que necesita de nutrientes, y de la aeroponía, que consiste en que las raíces se rocían con agua, que funcionan este tipo de cultivos diseñados. Esta tecnología se pretende expandir para que se puedan instalar computadoras personales alimentarias en pequeñas áreas, todavía no comerciales.

Apuestas del sector

El Centro Internacional de Agricultura Tropical y un grupo de investigadores científicos de PlantVillage diseñan tecnología de Inteligencia Artificial denominada Nuru, que busca darle solución a la plaga de cultivos; por ejemplo, ya se enfocaron en la yuca, cultivo que sufrió una reducción de 40% por esta enfermedad.

Los beneficios de este estudio fueron utilizados por agricultores en Tanzania, quienes con teléfonos inteligentes de bajo precio descargan una aplicación que permite obtener el diagnóstico de la enfermedad que afecta a las plantas y sugiere el tratamiento a utilizar. Esto funciona en poblados rurales, por lo que no necesita de conexión inalámbrica.

Organizaciones como el proyecto Agricultura Abierta que labora desde 2015, busca desarrollar máquinas de Inteligencia Artificial que impulsen plataformas de agricultura personalizadas.

Industria cárnica

Empresas productoras de carne han reconocido que este sector es altamente contaminante, por lo que han dedicado esfuerzos a implementar soluciones con la Inteligencia Artificial para combatir esta problemática, teniendo así alimentos producidos tecnológicamente que cumplen con la premisa de ser ecológicos y de buen sabor.

Una de las iniciativas de este sector es Impossible Foods, que busca ser ecológicamente responsable ante cifras como la de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) con la que se determinó que la producción ganadera genera 18% de los gases de invernadero y, otra lamentable realidad expuesta por el Centro Internacional para la Agricultura y las BioCiencias (CABI), que destaca que para obtener la proteína animal se necesita 11 veces más combustible fósil que la vegetal.

El objetivo de empresas como la enterior, fundada por Patrick Brown en 2011, es reemplazar alimentos procedentes de animales por aquellos producidos tecnológicamente, para así evitar la emisión de dióxido de carbono, deforestación y el consumo excesivo de agua. La proyección de Brown es alcanzar esta meta para 2035.

La carne in vitro es otra de las alternativas que se desarrolla con la AI y que es impulsada en la actualidad por empresas como Memphis Meats y Just Inc. Este sistema busca hacerla crecer en el laboratorio a partir de células de animales. Esto es sin duda, una forma de transformar la dieta del consumidor.

Limpieza en la industria de alimentos con AI

Los mecanismos para realizar la limpieza de la maquinaria que produce los alimentos también están ejecutando estas modificaciones en sus procesos de elaboración. En esta ocasión, se trata de desarrollar sensores con Inteligencia Artificial. El equipo de la Universidad de Nottingham evalúa automatizar el proceso de medir los residuos de comida y microbios por medio de sensores de ultrasonidos y tecnologías de imágenes de fluorescencia óptica, responsables de realizar esta detección.

De acuerdo con la investigación, este proceso de limpieza se extendería por cinco horas al día y la operación representa un ahorro de 30% de consumo energético.

La revolución de la Inteligencia Artificial en el sector de alimentos, es sin duda un aporte para la productividad y para la ecología mundial; faltaría evaluar a largo plazo cuáles son los resultados en el consumo nutritivo y posibles efectos en el organismo.

Cursos relacionados con el artículo "La Inteligencia Artificial se sienta a la mesa" :


Noticias Quecursar