Cómo laborar en ambientes competitivos

26 Febrero, 2016 -

Un buen ambiente laboral significa compromiso con la organización y productividad sostenida, es por ello que muchas empresas se dedican a fomentar las buenas relaciones y el  trabajo en equipo. Sin embargo, es inevitable que en ocasiones surjan conflictos que perjudiquen el desempeño de algunos trabajadores.

La promoción de una sana competencia puede ser provechosa y estimula a los empleados a dar lo mejor de sí; no obstante, la competencia desleal es nociva para cualquier organización.

Cómo laborar en ambientes competitivos

Tips para trabajar en armonía

El ambiente es la base del bienestar en el trabajo, ya que un entorno hostil y problemático puede llegar a afectar incluso en niveles personales. Para cualquier organización es fundamental establecer directrices claras y recordarle a su personal que la empresa valora ante todo el compañerismo, el trabajo en equipo y la ética. Aunque estas normas prevalezcan y aún así el ambiente sigue siendo muy competitivo, hay que tener en cuenta algunos detalles.

  • Desarrollar las tareas y actividades que son encomendadas de acuerdo a la formación, conocimientos y habilidades del empleado, y en función de los objetivos de la organización.
  • Tener en cuenta que a medida que se vaya escalando dentro de la empresa, se ha de asumir más responsabilidad y mayor deberá ser la disposición del empleado de aceptar sugerencias de los demás; eso significa, escuchar las ideas de los otros compañeros y en algunas oportunidades, asumir las culpas cuando los planes no funcionen.
  • Fomentar los enfoques cooperativos para escuchar las diferencias de opinión, cambios en la forma de pensar, etcétera; es una manera de exhibir los mejores talentos de cada uno.
  • Ser cortés y mantener el buen trato con los compañeros, aún cuando existan conflictos. Además, se debe evitar a toda costa difamar o desacreditar a otra persona con la finalidad de promover ganancias u objetivos propios.
  • Sentir orgullo de los logros por los compañeros de trabajo. Todos empleado tiene talentos, habilidades  y aptitudes, y como miembros de una comunidad o ambiente laboral, es necesario mantener una unión para aprovechar esos elementos con la finalidad de cumplir las metas propuestas.
  • Dejar claras cuáles son las fortalezas y debilidades. Si algo no resulta bien y aflora el sentimiento de presión, es necesario comunicarlo y buscar ayuda para su resolución, en vez de manifestarla de forma negativa.
  • Ser constante; dar tiempo y espacio suficiente para alcanzar las metas que te has propuesto. El éxito y los beneficios económicos no son inmediatos; es necesario enfocarse en la planificación, el trabajo duro, toma los riesgos y fracasos como aprendizaje para  alcanzar tus objetivos.
  • Estar siempre alerta. No hay que ser extremista pero es aconsejable estar preparado, es buena idea hacer copias de los documentos o trabajos que se realicen; tener un ordenador con clave y mantener informado a tu jefe de las actividades que lleves a cabo durante el día para evitar rumores o malentendidos sobre tu desempeño.

¿Competir es malo?

No todo comportamiento competitivo es malo ya que en ocasiones te preparan para enfrentar los retos del día a día; te impulsa a dar lo mejor de ti, sobre todo si las relaciones en el entorno laboral son cordiales y fluyen sin tensión.

Sin embargo, puede convertirse en un sentimiento dañino cuando destruye las relaciones interpersonales y elimina las oportunidades de llevar una vida satisfactoria en el entorno laboral.

Sin importar cuál sea tu meta, toda persona debe enfocarse en respetar a sus compañeros y a sí mismo, lograr aquellos objetivos que sean importantes, y no tener un punto de comparación con otra persona de la empresa.


Noticias Quecursar