Aprender a pedir ayuda en cinco pasos

Dar y recibir, es clave para convivir en una sociedad. Reprogramar las creencias sobre el hecho de pedir ayuda, puede convertir ese proceso en una práctica asertiva

El hecho de pedir ayuda puede resultar complejo por las creencias que envuelvan a esa acción, que le atribuyen un peso que impide hacer la demanda de forma eficiente. Los obstáculos para hacer esa solicitud, suelen ser el hecho de ser autoexigente, perfeccionista, también, el significado social de poder ser visto como débil. Ver más sobre "Aprender a pedir ayuda en cinco pasos"


Noticias Quecursar