¿Mejorar la relación con tus compañeros? ¡Apúntate al “brigde building”!

23 Diciembre, 2015 - El concepto permite crear vínculos con personas que trabajan en otros departamentos

¿Te has parado a pensar con cuántas personas de tu empresa mantienes un trato más o menos habitual? ¿Y con cuántas apenas has intercambiado algo más que un saludo? En cualquier caso, lo más probable es que te encuentres en la última situación, sobre todo si trabajas para una gran compañía. A pesar de ser algo muy común entre la mayoría de los empleados, esta circunstancia puede hacerte perder un buen número de oportunidades profesionales. Que no te ocurra: en nuestro post de hoy te contamos un sistema infalible para crear nuevas (y provechosas) relaciones laborales.

Uno de los mayores problemas que suelen tener las empresas a la hora de organizarse es encontrar la manera de ayudar a los diferentes departamentos a comunicarse entre ellos. Una práctica que, sin duda, ayuda contribuye a mejorar la productividad y, por supuesto, el ambiente de trabajo. Esto también favorece a los trabajadores a título individual, ya que les permite crear nuevas sinergias, compartir conocimientos, y en definitiva, ampliar su red de contactos (es decir, el networking).

¿Mejorar la relación con tus compañeros? ¡Apúntate al brigde building!

Ahora bien: ¿cómo potenciar estas relaciones personales? Aquí es donde aparece el concepto de bridge building, uno de los métodos más eficaces para afianzar la confianza y el compromiso de sus trabajadores.

La mayor parte de los especialistas en recursos humanos aseguran que la única manera de mejorar la productividad de una compañía pasa porque los trabajadores abandonen su puesto de trabajo y tengan luz verde para ir más a menudo a la máquina de café… con personas ajenas a su círculo habitual. Ésta es precisamente la esencia del bridge building, un método que, según el periódico económico Expansión, consiste en crear puentes entre personas de equipos distintos.

Muchas empresas, aunque a veces de manera inconsciente, ya aplican alguno de los principios del bridge building a su organización. Quizás uno de los ejemplos más claros —y más frecuentes en estas fechas— son las cenas de Navidad, en la que se reúne a toda la empresa.

Estos eventos sirven para que personas de todos los departamentos —recursos humanos, marketing, administración o programación, por ejemplo— puedan empezar a tender puentes en un ambiente más distendido y ajeno al ajetreo propio de la oficina. Se trata, por lo tanto, de crear relaciones entre las personas de la empresa, y no únicamente entre los equipos directivos.

De todos modos, las posibilidades de relación no sólo pasan por los ágapes navideños. Opciones como programar jornadas de team building —que implican la realización de actividades lúdicas en equipo— o institucionalizar las salidas después del trabajo para ir a tomar unas cañas —un par de veces al mes, por ejemplo— también pueden ayudar a hacer piña entre departamento.

Adoptar nuevos modelos de organización —algo en la que las start ups llevan la delantera— también es un aliado más que efectivo. En efecto, las empresas de nueva creación tienen a abandonar los esquemas jerárquicos —propios del siglo pasado— y apostar por formas de organización horizontales. Por ejemplo, podríamos citar el caso de aquellas empresas en las que becarios y directivos comparten mesa o aquellas en las que no hay jefes.

¿Qué te parece esta práctica? ¿Crees que podría ser útil en tu caso o en el de la empresa para la que trabajas? ¡Cuéntanoslo!

Cursos relacionados con el artículo "¿Mejorar la relación con tus compañeros? ¡Apúntate al “brigde building”!" :


Noticias Quecursar