Y después de la entrevista, ¿qué?

25 Junio, 2009 - Sé paciente, porque la respuesta puede tardar unos días en llegar. No pierdas la calma.

Cursos relacionados

Muchos dirán que el peor momento de todos es justo antes de entrar a una entrevista de trabajo, cuando no puedes parar de pensar en lo que te van a preguntar y tienes la presión añadida del quedar bien y el causar una buena impresión ante tu interlocutor. Sin embargo, la mayoría acaba sufriendo más una vez la entrevista acaba, cuando llegan a casa. Entonces, y durante los días siguientes, una pregunta resuena por su cabeza una y otra vez: “¿me darán el puesto a mí?”

La respuesta sólo la tiene la empresa con la que te has entrevistado, así que, cuando termine la entrevista, trata de olvidarte de todo. No les des mil vueltas al asunto porque ya no puedes cambiar nada. Sólo tienes que prepararte por si tuvieras que pasar una segunda entrevista, porque el resto, no está en tus manos.

Deja de vivir mirando al teléfono, porque no va a sonar por mucho que lo mires. Si tienen que llamarte, ya lo harán. Seguramente, cuando te despediste, ellos dijeron aquello de "ya te llamaremos" o el "recibirás noticias nuestras". Aunque sería lo correcto, no significa que vayan a llamar a todos los candidatos que se han quedado a las puertas. Si pasado un tiempo prudencial no te llaman, es mejor que te metas de lleno en el proceso de búsqueda de otro trabajo.

¿Cuánto tengo que esperar? Depende. Algunos tardan dos días en comunicártelo; otros, dos semanas. Pero si pasado más tiempo, no has recibido ninguna llamada, será mejor que te pongas de nuevo manos a la obra. Piensa que, si bien cada entrevista y cada empresa son un mundo, la mayoría de los procesos de selección responden a unos mismos patrones y se mueven bajo parámetros similares. Como ya te hemos dicho, pasadas las dos semanas, 'a otra cosa'.

Si te llaman, lo más probable es que la respuesta sea un 'sí, quiero'. No siempre es así, pero suele ocurrir de esta manera. De todas formas, pase lo que pase, da las gracias si te llaman: si te fichan, porque han confiado en ti; si no tienes tanta suerte, por habértelo comunicado por teléfono (seguramente te dirán que no encajas en la empresa ahora, pero que guardan tu currículum para lo que pueda surgir más adelante).

Combate la ansiedad mientras esperas una respuesta. Intenta desconectar y sé siempre positivo. Piensa que lo de encontrar un trabajo no es tarea fácil. Así que tendrías que cargarte de paciencia e intentarlo todas las veces que sea necesario. Al final, seguro que das con un trabajo.


Noticias Quecursar