Siete errores comunes en las presentaciones en público

20 Enero, 2009 - Para hablar ante los demás, empieza por estar convencido de aquello que dices.

Controlar el nerviosismo y la ansiedad ante una presentación en público para tus compañeros o superiores es posible. Existen pequeñas tácticas para que tu discurso sea apasionado y eficaz. Estos trucos te ayudarán a evitar los siete errores más comunes al hablar en público.

Veamos cuáles son, y qué podemos hacer para comunicar en público con éxito:

Hablar sin decir nada

La tendencia a “rellenar” los discursos hace que acabemos hablando muy rápido y no transmitamos una idea, que es el objetivo de una presentación. Divagar tampoco es bueno, sólo conseguiremos que nuestra audiencia se pierda. De ahí la importancia de estructurar el mensaje.

Cómo hacerlo bien:

  • Concreción
  • Una única idea
  • Escrita en una frase

Aburrir

Aburrir es un problema conectado con la creatividad, el fondo y el contenido de la presentación. Es algo complicado dar contenido y mantener a la audiencia atenta para que recuerde nuestro mensaje. El gran truco es conectar con las experiencias y las emociones: Como si quisiéramos conectar una historia o anécdota con la realidad individual.

Cómo hacerlo bien:

  • Huir de la literalidad
  • Ser creativos

Que no te entiendan

Utilizar un lenguaje equivocado provocará que nadie nos entienda. Para conectar con las personas, debemos amoldar nuestro lenguaje al suyo. Así transmitiremos una idea de nosotros mismos al público mientras comunicamos. Las ayudas visuales serán un buen apoyo si se usan con datos que no despisten.

Cómo hacerlo bien:

  • Claridad
  • Ser llano

Entrar en pánico

Es mejor dejar las cosas importantes que queremos comunicar para después de los dos primeros minutos. Y saber lo que pasa en nuestro interior, porque el público lo notará: Pensemos que la comunicación no verbal es más importante que la comunicación verbal y la palabra.

Cómo hacerlo bien: Estar en contacto con nuestros sentimientos.

Leer los papeles

Cuando leemos, evitamos los ojos de nuestro público. Error: Nuestra presentación es un diálogo entre las palabras del ponente y las miradas de la audiencia. Tenemos que conseguir que se sienta interpelada por nuestra mirada.

Cómo hacerlo bien:

  • Estar en contacto con la gente
  • “Escuchar a los ojos”

Ser inflexible con el guión

Debemos tener recursos para hacer variaciones en nuestra presentación, saltarnos nuestro guión y saber enriquecerlo según el feedback que recibamos por parte de nuestro público: Diapositivas extra, ejercicios para realizar con la gente, etc.

Cómo hacerlo bien:

  • Adaptación
  • Improvisaciones planificadas

Intentar convencer

Aquello que convence a los demás es mostrarse convencido: Se contagia lo que se siente. Debemos aceptar la discrepancia y no bloquearla.

Cómo hacerlo bien: Mostrarse convencido

    En el fondo, el éxito de una buena presentación en público es ser uno mismo. Y, aunque parezca imposible, disfrutar de ese momento de comunicación.


    Noticias Quecursar