¿Tuitean realmente los famosos?

16 Mayo, 2012 - Muchos de ellos, sobre todos los que ostentan un cargo político, confían esta tarea a "community managers" profesionales

¿Cuál es el motivo por el que Twitter ha consiguido superar los 500 millones de usuarios en todo el mundo? A sus múltiples ventajas y su simplicidad a la hora de utilizarlo, se suma la magia de poder conocer en tiempo real y en primera persona qué se cuece en la vida de sus miembros más conocidos. Ahora bien: ¿es cierta esta última afirmación?

Hace unos 15 años, un militante del Partido Popular decidió aprovechar una columna de opinión para comunicar a los lectores de ese diario su e-mail personal. Mediante esta iniciativa, el firmante animaba a los ciudadanos a que le hicieran llegar directamente sus comentarios, dudas, quejas e inquietudes. Una propuesta que fue una auténtica revolución, pero que en tan sólo tres lustros ha quedado obsoleta.

Sin duda, son muchos los motivos que han provocado que este tipo de llamamientos ahora resulten anticuados, aunque destaca uno de ellos por encima de todo: la generalización del uso de las redes sociales; y en particular, de Twitter. Ésta última presenta como aliciente que, a diferencia de las redes anteriores, no se requiere la autorización de ningún usuario para tener acceso a las informaciones que postea. En este caso, todos los mensajes son públicos: cualquier internauta puede consultarlos libremente, independientemente de si está dado de alta o no en la red del pájaro azul.

No obstante, esta transparencia provoca situaciones menos idílicas: ante el numeroso público potencial con el que cuenta Twitter, ¿es aconsejable que famosos sin formación específica en comunicación asuman ellos mismos esta tarea? Si a esto le sumamos sus apretadas agendas, la respuesta es del todo clara. De ahí que no siempre sea la propia celebrity quien tuitee sus mensajes de 140 caracteres, sino community managers expertos. Esta tendencia se da especialmente en el ámbito de la política, donde cualquier patinazo puede dañar rápidamente la reputación —online y offline— de cualquier personaje público.

En este sentido, no hay que perder de vista el efecto viral de Twitter. Ser pillados en un renuncio —por ejemplo, encarándose con sus seguidores, enviando tuits con faltas ortográficas o haciendo comentarios desafortunados (¿quién no recuerda las alusiones de David Bisbal a las pirámides durante las protestas contra el régimen egipcio?)— puede convertirse en trending topic en cuestión de minutos. Es por ello que contar con alguien especializado en el uso de los blogs y las redes sociales con fines corporativos y de imagen personal resulta indispensable.

Actualmente, existen cursos de especialización, programas de posgrado y másters que proporcionan la formación y las herramientas necesarias para convertirse en community manager. Un perfil cada vez más valorado, si se tiene en cuenta que tener presencia en los social media ha dejado de ser una opción para convertirse en una estrategia irrenunciable, ya sea a nivel personal o empresarial.

¿Cuál es el uso principal que le das a las redes sociales?

Cursos relacionados con el artículo "¿Tuitean realmente los famosos?" :


Noticias Quecursar