Formación que ayuda a crecer a los trabajadores y a la empresa

12 Junio, 2012 - Los cursos pueden responder tanto a las necesidades de la compañía como a los intereses particulares de cada empleado

“Vivir hasta la vejez, estudiar hasta la vejez”. Esta máxima de Confucio ilustra a la perfección la importancia de la formación continua a lo largo de la vida, aspecto que es aún más relevante en el caso de los trabajadores. ¿Cuáles son los contenidos que más necesitan?

Sin ánimo de ser exhaustivos, os indicamos algunas áreas que pueden ser objeto de ampliación o actualización de conocimientos, y que pueden inspirar cursos impartidos dentro del horario laboral.

Aspectos internos

Se trata de cuestiones que inciden directamente en el funcionamiento habitual de la empresa. El abanico de áreas que engloba es muy extenso, y comprende la formación de los trabajadores en ofimática, tareas administrativas o el diseño gráfico de páginas web, por citar algunos casos.

Aspectos ligados a productos y servicios

El próposito es adquirir conocimientos vinculados a aquello que la empresa comercializa. Por ejemplo, los materiales utilizados en el área productiva, el catálogo de actividades ofrecidas o la logística (es decir, cómo hay que gestionar el almacenaje y el transporte de estor productos).

Relación con el cliente

En este sentido, se trata de dar formación al trabajador en aquellas áreas relacionadas con la atención al cliente. Este campo engloba áreas de conocimiento tan diversas como el marketing online, las tareas propias de community manager o los cursos de idiomas, imprescindibles para aquellas empresas que tengan relaciones comerciales con otros países.

Relaciones laborales

Si el bloque anterior se ocupaba de la relación entre la compañía y el cliente, ésta alude a las relaciones que se establecen entre los empleados y las diversas jerarquías de la empresa. Así, la formación relacionada puede girar en torno a la gestión de personal, el management, la prevención de riesgos profesionales o los recursos humanos, entre otros aspectos.

Asimismo, existen dos vías para impartir cursos: optar por las clases presenciales o bien por los cursos online. De hecho, éstos últimos han experimentado un notable crecimiento en los últimos tiempos, debido a las múltiples ventajas que ofrecen. Sus beneficios son muchos, ya que permiten al trabajador estudiar a distancia cuando quiera y desde donde quiera, sin necesidad de desplazamientos y con la posibilidad de combinar su formación con la vida familiar.

¿Qué te gusta más de trabajar en una PYME?

Cursos relacionados con el artículo "Formación que ayuda a crecer a los trabajadores y a la empresa" :


Noticias Quecursar