No jubiles a tu viejo ordenador

27 Noviembre, 2008 - Dale una segunda vida, reutiliza piezas sueltas que funcionen.

Empieza a contar: ¿Cuántos reproductores de mp3 tienes? ¿Y ordenadores, monitores, consolas de videojuegos, unidades de almacenamiento diversas (pendrives, discos duros externos)? La fiebre por tener siempre lo último de las nuevas tecnologías es genial para los amantes del progreso, pero cuando el atractivo de la novedad “desaparece”, ¿qué tenemos? Un enorme basurero tecnológico.

Renovamos nuestros dispositivos, porque se estropean o porque queremos más prestaciones, pero eso no quiere decir que ya no sirvan para nada. Piénsalo bien: Seguro que algunos de sus componentes se pueden reutilizar para otras funciones. Es lo que se llama el “reciclaje electrónico”.

Este tipo de reciclaje te puede ser muy útil si tienes un poco de pericia con la electrónica y la informática. Si aprendes a reconocer las piezas que interaccionan en cada dispositivo, estarás dando un gran paso: las que aún tengan un funcionamiento correcto te pueden servir para tus nuevos dispositivos, si son compatibles, o incluso para crear nuevos artilugios, con funciones limitadas, si tienes algo de imaginación.

Si todo eso puedes hacer a nivel particular, imagina cuánto se podría hacer dentro de una empresa o institución, que renuevan cada poco sus equipos y no valoran cómo pueden sacar partido a los viejos ordenadores, monitores, impresoras, etc. Tener personas preparadas para reutilizar los recursos tecnológicos es un punto a favor en cualquier política de responsabilidad social corporativa.

El proyecto Obsoletos es una muestra de todo lo que se puede llegar a hacer para concienciar a usuarios e instituciones sobre la necesidad de reutilizar los equipos tecnológicos desechados. Organizan actividades, conferencias y talleres en los que enseñan a los alumnos (trabajadores o estudiantes, de muy diversas edades y formación) de qué forma pueden aprovechar los componentes de un equipo informático que ya no usen y reutilizarlos para otras funciones. Bajo el concepto de obsolescencia de los equipos, hacen todo lo posible para que los componentes no pasen a engrandar ese basurero del que hablamos.

Aunque quizá no eres un manitas con la electrónica ni la informática. Pero tienes las piezas y la creatividad suficiente para hacer objetos de lo más interesantes: bisutería a partir de pequeñas piezas, elementos de decoración, barbacoas, armarios, instrumentos musicales... En el blog de Obsoletos presentan alternativas para mezclar todo tipo de objetos en desuso, componentes e imaginación. Por todo el mundo hay auténticas obras de arte que rinden culto a las tecnologías que ya desaparecieron.

Lo importante es tratar de reducir este basurero electrónico y gestionar los residuos electrónicos y eléctricos. Además de una idea de reciclaje responsable, y que puede ser muy creativa, es una forma también de ahorrar algo de dinero.

Cursos relacionados con el artículo "No jubiles a tu viejo ordenador" :


Noticias Quecursar