Enfermedades profesionales

2 Octubre, 2009 - La prevención es clave para evitar que éstas aparezcan y se manifiesten en los trabajadores.

Existen dolencias que están catalogadas como 'enfermedades profesionales'. Son aquellas que aparecen por el desempeño continuado de tus funciones en el trabajo, ya sea porque las condiciones no son las adecuadas o por motivos más ajenos a la empresa. Está bien que las conozcamos, y que sepamos exactamente el significado del término.

Las lesiones, los daños a nivel psicológico, el estrés... son algunas de las consecuencias de trabajar en algo que no nos gusta o en un lugar en el que no nos sentimos cómodos. Por eso es tan importante que las empresas tengan un departamento de prevención de riesgos capacitado para manejar las situaciones delicadas, que además trabaje codo con codo con RRHH y elabore estrategias para combatir los accidentes y las lesiones de tipo psicológico.

Existe una lista, elaborada por el Ministerio de Trabajo, que cataloga las diferentes enfermedades derivadas de la actividad profesional en cinco grandes grupos:

  • Enfermedades causadas por agentes químicos.
  • Las que derivan en cáncer.
  • Las del aparato respiratorio.
  • Enfermedades infecciosas.
  • Las causadas por agentes físicos.

Pese a esta clasificación, aún quedan muchas enfermedades que no están contempladas y que también surgen por culpa de las malas condiciones del trabajo. Y son todas ellas las que tienen que evitarse. Un trabajador de baja significa una reducción de la productividad. Las empresas saben que tienen que cuidar y mimar a sus trabajadores si esperan convertirse en una compañía de éxito.

Evidentemente, todas las enfermedades que forman parte de la lista del Ministerio tienen derecho a una compensación económica por parte de la empresa al empleado. Se paga también el tiempo de baja y ausencia del puesto de trabajo, etc. Las empresas saben que no compensa. Como dice el dicho: "es mejor prevenir que curar".


Noticias Quecursar