Dinámicas de grupo en la entrevista laboral

18 Febrero, 2009 - RRHH utiliza las dinámicas de grupo para poner a prueba a sus candidatos y ver cómo trabajan en equipo.

Cada vez es más común en las entrevistas de trabajo que te sometan a una prueba de dinámica de grupo. Esto significa que debes interactuar con otros candidatos, que optan al mismo puesto que tú, para demostrarle al entrevistador que sabes trabajar en equipo y que tienes dotes de líder, entre otras cosas. Las dinámicas de grupo no excluyen la entrevista tradicional, el cara a cara entre el candidato y el entrevistador, por lo que debes estar preparado para afrontar y superar todas las pruebas a las que te sometan.

La dinámica grupal suele ser una reunión de entre cuatro y ocho personas en la que se da la instrucción clave de tomar una decisión conjunta en un tiempo concreto. Esto tiene la dificultad añadida de que ninguno de los candidatos tiene información alguna acerca del resto de los participantes en la sesión. Ni idea de cuál es su personalidad, su método de trabajo o su manera de afrontar los problemas.

Teniendo en cuenta todos estos factores, ¿qué puedes hacer para prepararte para una dinámica de grupo en una entrevista? Piensa primero en las preguntas que suelen hacerse, en los retos que en ellas se plantean. Puedes preguntarle a tus conocidos que ya hayan pasado por una. Si no tienes a quien preguntarle, no te preocupes. Estas son algunas de las pruebas más habituales:

  • Ejercicios ya diseñados: Es el “5 objetos para llevar a una isla desierta” o el “Personajes históricos con los que te identificarías”. Las dinámicas cambian también según los objetivos de la empresa.
  • Discusiones de rol: Aquí te adjudicarán un papel concreto y tendrás que llegar a un acuerdo o una solución consensuada con los demás. Dale un toque personal a tu rol.
  • “Assessment center”: Es un ejercicio de simulación y recrea situaciones en contextos similares a los de un trabajo real (comidas con directivos, exposiciones orales de proyectos, simulacro de un día laboral). Pueden duran varias sesiones o días.

Un vez sabes esto, tu preparación debe ir enfocada a dos niveles: a la gestión de los contenidos y a tus habilidades interpersonales. Por lo que respecta al primero, sé ordenado, corto y conciso, controla el tiempo en todo momento, y no te distraigas mirando a los observadores. Por lo que respecta a tus habilidades interpersonales, habla y escucha, no interrumpas a tus compañeros, demuestra que sabes exponer tus ideas, y asegúrate de ser diplomático.

Estas dinámicas han venido empleándose desde hace años para seleccionar a directivos, pero últimamente se han extendido a la elección de perfiles en contacto con el público o con personas a su cargo, como los consultores, los comerciales, coordinadores, teleoperadores o relaciones públicas.

En cuanto a la temática, puede ir desde temas de actualidad, resolver casos prácticos sobre un nuevo producto, un problema con un cliente, hasta tener que decidir a quién contrataríais para ese puesto en base a varios CV (entre los cuales, puede haber alguno perteneciente a los presentes). Así que estate preparado para cualquier cosa. De que sepas reaccionar ante todas las situaciones posibles, depende tu éxito en la prueba.


Noticias Quecursar