Causas del fracaso de un líder

6 Junio, 2012 - Un líder necesita formación y habilidades personales

Convertirse en líder de una empresa requiere un proceso de formación, pero también precisa de una serie de competencias y habilidades en la gestión del talento humano que sólo se adquieren a través de los buenos programas superiores. Éste es el motivo que arrastra a los profesionales a matricularse en masters o a cursar un posgrado. A continuación, veamos algunas de las competencias que pueden adquirirse con este tipo de estudios, imprescindibles para el éxito de un líder.

  1. Capacidad para organizar detalles. Un liderazgo eficiente requiere capacidad para organizar y controlarlo todo. Cuando un líder admite que está demasiado ocupado para cambiar de planes o para prestar atención a una emergencia, está admitiendo su incompetencia.
  2. Disposición para prestar servicios molestos. Un líder ha de estar siempre dispuesto a ayudar a la gente que trabaja a su alrededor. “El mejor líder será el sirviente de todos”.
  3. No temer ante la competencia de los seguidores. El líder que teme que uno de sus seguidores vaya a ocupar su puesto está condenado a ver cumplidos sus temores. Hacer que los empleados trabajen y rindan más y mejor es una de las habilidades del líder eficiente.
  4. Tener imaginación. Un líder sin imaginación no es capaz de superar las situaciones excepcionales y no es capaz de guiar a sus seguidores en situaciones complicadas.
  5. No hay que ser egoísta. Ser egoísta genera resentimiento entre los empleados. El líder ha de alegrarse de los méritos de los otros, fomentando su persona. Sólo así trabajarán con más entusiasmo.
  6. Lealtad. El líder desleal no mantiene durante mucho tiempo su liderazgo. La falta de lealtad es una de las principales causas de fracaso.
  7. Autoridad. El líder eficiente es el que enseña mediante el estímulo, sin atemorizar. La autoridad causa rechazo y entra en la categoría de liderazgo por la fuerza. Un líder auténtico no es autoritario.
  8. Humildad. El líder competente no necesita títulos para obtener el respeto de los demás. Las puertas de la oficina del líder son las que permanecen abiertas. El puesto de trabajo de un buen líder está libre de formalidad y ostentación. Es un lugar agradable.


Noticias Quecursar